ver +

Trucos para ayudar a los niños con la lectura

15 julio 2019 | Por admin

La lectura forma parte de una de las ramas de aprendizaje más importantes en la vida de todo ser humano. Practicar la lectura desde pequeño, permitirá a nuestros hijos el desarrollarse intelectualmente con una mayor facilidad y les permitirá disfrutar de un periodo de aprendizaje más accesible. En este artículo encontrarás una serie de trucos para fomentar y ayudar a tus hijos en la lectura.

Ver 0 Comentario

Trucos para ayudar a los niños con la lectura

La lectura forma parte de una de las ramas de aprendizaje más importantes en la vida de todo ser humano. Practicar la lectura desde pequeño, permitirá a nuestros hijos el desarrollarse intelectualmente con una mayor facilidad y les permitirá disfrutar de un periodo de aprendizaje más accesible. En este artículo encontrarás una serie de trucos para fomentar y ayudar a tus hijos en la lectura.

Trucos para ayudar a los niños con la lectura

Actividades para mejorar la lectura en los niños

Entre las principales actividades que puedes hacer destacamos:

Convierte la lectura en un juego

Jugando se aprende mejor y en el caso de la lectura, sucede parecido. Prueba a convertir la lectura en un juego, apoyándote por ejemplo de algunas viñetas en sus cuentos favoritos o en algún tebeo. Por pequeñas o cortas que sean las frases, todo ayuda en estos casos.

Aprovecha cualquier elemento cotidiano

Aprovecha para leer cualquier elemento cotidiano que tengas en casa. Un buen ejemplo, sería la caja de cereales, para que aprenda algunas de las palabras y empiece a entender el significado que aportan las mismas. Las cajas de cereales, galletas o incluso la publicidad de los juguetes, son unos buenos ejemplos para iniciarse en este aspecto.

Lectura callejera

Se puede leer en todas partes y buena prueba de ello, es toda la lectura que te puedes encontrar en las calles. Aprovecha con tu hijo a leer los letreros de las calles, los comercios o las vallas publicitarias, de esta forma, se irá acostumbrando a leer poco a poco.

Motivaciones

No hay nada que motive más a un niño a leer, que la posibilidad de obtener algo a cambio. Por ejemplo, si quiere un helado, que mejor forma de poder aprender los diferentes sabores, que leyendo los mismos. Si es capaz de leer los diferentes sabores de los helados, podrá disfrutar del premio que se merece, la motivación, nunca debe de ser subestimada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Contenidos relacionados

Ir arriba