Los jóvenes investigadores prefieren ir a trabajar fuera

Actualizado el 06/03/2024

0 comentarios
Los jóvenes investigadores prefieren ir a trabajar fuera
jose manuel
miércoles, 6 marzo, 2024

Manteniendo la trayectoria de la última década, los jóvenes investigadores españoles prefieren buscar oportunidades laborales fuera de las fronteras nacionales. Este fenómeno, que ha captado la atención de la comunidad científica y académica, plantea preguntas sobre los desafíos y las oportunidades que enfrentan los talentosos investigadores en España.

Destinos preferidos para desarrollar una carrera

La decisión de los jóvenes investigadores españoles de buscar oportunidades en el extranjero plantea desafíos para el sistema científico nacional, pero también destaca la necesidad de abordar las barreras y mejorar las condiciones en casa. La inversión en investigación y desarrollo, junto con políticas que fomenten la retención del talento, se presentan como elementos cruciales para revertir esta tendencia y fortalecer el panorama científico en España.

Numerosos factores contribuyen a la atracción que ejercen ciertos países sobre los jóvenes investigadores españoles y en los que es posible conseguir becas. Entre los destinos más destacados se encuentran:

  1. Alemania: Alemania se erige como uno de los destinos más atractivos para los investigadores españoles, gracias a su inversión en investigación y desarrollo, así como a sus renombradas instituciones académicas. La posibilidad de colaborar con expertos de talla mundial y acceder a recursos avanzados impulsa la preferencia por este país.
  2. Estados Unidos: La tierra de las oportunidades sigue siendo un imán para los jóvenes investigadores. Las universidades e instituciones de investigación de Estados Unidos ofrecen amplias posibilidades de crecimiento profesional, conexiones internacionales y una vibrante comunidad científica.
  3. Reino Unido: A pesar de los desafíos post-Brexit, el Reino Unido continúa siendo un destino atractivo para los investigadores españoles. La reputación de sus instituciones académicas, la diversidad de oportunidades de investigación y la posibilidad de colaborar en proyectos innovadores son elementos que siguen atrayendo a los jóvenes talentos.
  4. Suiza: Con su sólida reputación en investigación y calidad de vida, Suiza se posiciona como un destino atractivo para los investigadores españoles. La combinación de una economía robusta, políticas de investigación progresistas y un entorno multicultural contribuyen a su popularidad.

Motivos detrás de la emigración científica

Diversos factores contribuyen a la decisión de los jóvenes investigadores españoles de buscar oportunidades en el extranjero. Uno de los motivos principales es la falta de estabilidad laboral en el ámbito de la investigación en España. La escasez de plazas permanentes y la incertidumbre respecto a la financiación de proyectos a largo plazo generan un ambiente poco propicio para el desarrollo de carreras científicas sólidas.

Además, la internacionalización de la investigación es vista como una forma de acceder a mejores recursos, tanto financieros como tecnológicos. La colaboración con equipos de investigación extranjeros proporciona una perspectiva global y la oportunidad de trabajar con expertos de renombre en sus campos respectivos.

Otro aspecto importante es la valoración de la investigación en el ámbito internacional. Muchos jóvenes investigadores consideran que las oportunidades de publicar en revistas científicas de renombre y participar en proyectos de alcance global son más accesibles en el extranjero. Esto no solo impulsa su desarrollo profesional, sino que también mejora la visibilidad de la investigación española en el escenario mundial.

Desafíos para la investigación en España

La emigración de jóvenes investigadores plantea desafíos significativos para la investigación en España. La fuga de cerebros no solo implica la pérdida de talento, sino también la dificultad de establecer y mantener proyectos de investigación continuos. Además, la falta de inversión y estabilidad en el sector puede llevar a un estancamiento en la innovación y desarrollo científico en el país.

Para abordar estos desafíos, es esencial que las instituciones gubernamentales y académicas trabajen juntas para crear un entorno más propicio para la investigación. Esto incluye la mejora de la estabilidad laboral, la garantía de financiación a largo plazo y la promoción de la internacionalización de la investigación sin que esto implique la pérdida constante de talento nacional.

La inversión en ciencia y tecnología, la estabilidad laboral y la promoción de la internacionalización son aspectos clave para frenar la fuga de talentos y fomentar un entorno propicio para el crecimiento científico en España. Solo con medidas efectivas y un compromiso continuo se podrá garantizar un futuro sólido para la investigación en el país.

El fenómeno en números

Un estudio elaborado por la Universidad a Distancia de Madrid y el Centro de Estudios Financieros realizado con las opiniones de más de 600 investigadores de nuestro país en España y en el extranjero, desvela que el 60% de los jóvenes investigadores considera altas o muy altas sus posibilidades de marcharse fuera del territorio español a desarrollar su trabajo.

Sin embargo, cuando se les pregunta a los científicos españoles que trabajan fuera de nuestras fronteras por sus posibilidades de regresar, algo más del 10% dicen que lo podrían hacer este año. La cifra crece hasta el 40% si el plazo se amplía un año más o hasta cuando estos investigadores finalicen su actual relación laboral en el exterior.

El informe desvela que por quinto año consecutivo, el sistema español de I+D+i suspende en cuanto al grado de confianza que despierta en el colectivo de los jóvenes científicos que trabajan en nuestro país, que lo valoran con una media de 4,2 puntos sobre 10 posibles. Por Comunidades Autónomas, los jóvenes investigadores que manifiestan un mayor grado de confianza en su sistema I+D+i son por este orden: Cataluña (4,6), Andalucía (4,5), y Valencia (4,4).

Si nos volvemos a trasladar al extranjero, aquí la cosa cambia, y el índice de confianza de los científicos españoles en el extranjero es de un 6,3 sobre 10 (el pasado año esta cifra era del 5,9), dos puntos por encima del español. en opinión de los investigadores españoles en el exterior los factores más valorados son los relacionados con los salarios (50%), la estabilidad laboral (38%), el reconocimiento social (38%), la financiación (37%) y la carrera investigadora (30%). Así mismo, señalan que el mejor sitio para investigar es el Reino Unido, con una puntuación de 6,9 puntos, seguido de Alemania con 6,3 y Estados Unidos con 6,2.

En lo que se refiere a la satisfacción por la carrera investigadora, el 82% de los investigadores que la desarrollan en el extranjero se muestran satisfechos con la misma, mientras que en nuestro país sólo lo hacen un 32% de los científicos que ejercen en España.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *