¿Cómo enseñar a los niños a cuidar su salud?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Una de las principales preocupaciones de los padres (por no decir la principal) es la salud de sus hijos y que esta sea lo mejor posible. Para lograr este objetivo es fundamental enseñar a los niños a cuidar su salud. Además no solo es importante enseñarles a cuidarse para que estén sanos, también es importante educarles en el valor de cuidarse de cara a que aprendan a empezar a ser, poco a poco, independientes y autónomos en su desarrollo personal.

¿Cómo enseñar a los niños a cuidar su salud?

¿Cómo enseñar a los niños el autocuidado?

A la hora de enseñar a los niños a cuidar ellos mismos de su salud, podemos ayudarnos de diferentes actividades como son:

  • Lavarse las manos frecuentemente. Este sencillo hábito salva más vidas de lo que pudierais imaginar. Lavarse las manos previene un gran número de enfermedades, sobre todo si tenemos en cuenta que con ellas nos tocamos la nariz o la boca frecuentemente, que son puertas por donde pueden entrar diversas enfermedades. Debemos acostumbrar a los niños a que se laven las manos con frecuencia, cada vez que vuelvan a casa después de haber estado jugando en la calle y por supuesto siempre antes de cada comida. Es un hábito sencillo de crear y les será de gran utilidad.
  • Cuidar la higiene en general, que aprendan (además de ducharse) a lavarse otras partes del cuerpo, como los pies. Sobre todo después de hacer deporte
  • Cepillarse los dientes 3 veces al día. La salud bucodental se empieza a cuidar desde la infancia. Para evitar que tengan problemas con su boca cuando crezcan es muy importante inculcarles el hábito de lavarse los dientes después de cada comida. Cuanto más pequeño empecemos a inculcarle este hábito más fácil será que lo interiorice y lo convierta en una costumbre cotidiana.
  • Evitar el sedentarismo y hacer deporte es esencial para tener una vida sana y activa. Como con las otras actividades, si desde pequeños les acostumbramos a que practiquen actividades físicas, lo interiorizarán como algo propio y lo incorporarán a su estilo de vida para el futuro. Recuerda que con hacer entre 30 y 60 minutos diarios de actividad física es suficiente para mantenerse en forma. Lo ideal es incorporarlo en forma de juegos, para que disfruten de la actividad y lo veas como algo divertido.
  • Enseñarles a tener una alimentación saludable, incorporando las frutas y verduras a su dieta habitual. Muchas veces los niños son reacios a comer este tipo de alimentos, sin embargo son esenciales para su desarrollo. Del mismo modo también es recomendable que incorporen los lácteos a su dieta diaria, beban abundante agua y eviten los alimentos ultraprocesados y con exceso de grasas y azúcares. En definitiva se trata de acostumbrarlo a que tengan una alimentación equilibrada y que se acostumbren desde pequeños a comer de todo.
  • No olvides la salud mental. Aunque sean pequeños muchas veces debido al ritmo frenético de vida que llevamos, pueden sufrir de estrés e incluso de ansiedad. Habla con ellos para detectar los problemas tan pronto como aparezcan y enséñales a lidiar con los problemas del día a día, que comprendan que en la vida se van a encontrar con dificultades y que van a tener que aprender a lidiar con ellas, para que de esta forma afronten los problemas con más tranquilidad.

En definitiva, incorporar desde bien pequeños todas estas actividades para enseñar a los niños a cuidar su salud es fundamental para que tengan un desarrollo adecuado y disfruten de buena salud.

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario