Alimentación Infantil: enseñar a tus hijos a comer solos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
¿Quieres enseñar a tu hijo a comer solo? Algunos niños se acostumbran a que su madre o su padre les ofrezca la comida aún cuando ya tienen edad suficiente para sostener los utensilios y comer por iniciativa propia. Si a tu hijo le cuesta comer solo los productos básicos de la alimentación infantil, hoy te proponemos los siguientes consejos para cambiar ese hábito, aunque primero vamos a ver a partir de qué edad hay que enseñarles.

Alimentación Infantil: enseñar a tus hijos a comer solos

¿Cuándo debe un niño empezar a comer solo?

Aunque cada persona es un mundo, en general la mayoría de los expertos aconsejan enseñarles a comer solos cuando tienen entre los 12 y los 28 meses de edad. Aunque como decimos esto no es una ciencia exacta, habrá bebés que ya desde los 9 meses serán capaces de aprender y otros que necesitarán más tiempo.

Aunque al principio tendrás que seguir ayudándolos, es importante animarles a comer solos tan pronto como sea posible, en cualquier caso será una experiencia nueva para ellos que seguro disfrutarán.

Consejos para que tus hijos aprendan a comer solos

A la hora de empezar a enseñarles debes seguir estos pasos:

-En primer lugar,  hay que responsabilizar al niño de que aprenda a comer solo los ingredientes más saludables de la alimentación infantil y hacerle ver que esto significa que se está haciendo mayor. A los niños les encanta sentir que son mayores. Como persona mayor ya puede llevar a cabo unas responsabilidades, y una de ellas es comer por sí mismo. Además de ello es recomendable que ponga en la mesa su vaso, su platos, su espacio…

-Se le pueden plantear pequeños retos para habituar a tu hijo a comer solo. Hay que animarle a ello, ya que tiene edad para hacerlo y puede lograrlo. Nunca hay que recriminarle que no lo haga ni hacerle sentir mal por ello. Se trata de motivarle a que coma solo desde una actitud positiva y felicitarle cuando haya sido capaz de hacerlo o cuando esté dando pasos para habituarse a ello.

-Si se felicita al niño por sus esfuerzos, entonces se sentirá motivado a querer mejorar.

-Se le puede plantear a tu hijo un sistema de  recompensa si logra comer solo. Por ejemplo, jugar con él, una tarde ocio en un lugar que le guste, comprarle un juguete nuevo…

Evitar los focos de distracción a la hora de la comida, como por ejemplo la televisión o los juguetes cercanos a la mesa. Elimina totalmente la televisión en la hora de la comida.

-Plantear un juego, por ejemplo, hacer una carrera para ver quien termina antes de comer y para ello cada uno debe de encargarse de su plato sin depender de los demás.

-Empezar por la cuchara, es el cubierto más fácil de manejar para el pequeño, tenemos que enseñarle cómo cogerla y cómo usarla, el bebé habrá estado atento todo este tiempo a cómo lo hacemos nosotros y estará deseando poder cogerla y empezar a utilizarla por sí mismo.

-El tenedor será el siguiente. Una vez que ya haya desarrollado cierta coordinación usando la cuchara es el momento de pasar al tenedor. Esto le costará más y tendrá que desarrollar cierta coordinación, pero si ya ha aprendido a manejar la cuchara seguro que se hace con él rápidamente.

-Intentar comer con toda la familia, siempre que sea posible, ya que muchos niños quieren que su madre o su padre le de la comida para tenerlo con él todo el rato y que esté pendiente. De esta manera sentirá la unión.

Siguiendo todos estos pasos seguro que el niño aprende a comer solo sin mayores problemas. ¿Y tus hijos cuando aprendieron? ¿te costó mucho enseñarles? no dejes de compartir tu experiencia con nosotros en los comentarios.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Oportunidades


0 Comentarios Enviar un comentario