ver +

Ventajas de los dictados en el colegio

23 septiembre 2012 | Por ana it

La técnica del dictado es muy frecuente en las aulas de los colegios. Consiste en que el profesor lee un texto en voz alta y los alumnos lo transforman en escrito. El objetivo de este ejercicio es evaluar y aprender el uso adecuado de las tildes, el uso de mayúsculas y minúsculas y otros aspectos formales de la expresión escrita.

Ver 0 Comentario

Ventajas de los dictados en el colegio

dictado
La técnica del dictado es muy frecuente en las aulas de los colegios. Consiste en que el profesor lee un texto en voz alta y los alumnos lo transforman en escrito.

El objetivo de este ejercicio es evaluar y aprender el uso adecuado de las tildes, el uso de mayúsculas y minúsculas y otros aspectos formales de la expresión escrita.

Es un ejercicio útil y práctico en el que el alumno escucha, comprende y escribe. Los  procesos de comprensión y de trascripción del texto son fundamentales. El profesor debe escoger un texto acorde al nivel de los alumnos y que se preste a aquellos aspectos ortográficos que se imparten en el curso. Generalmente es un texto breve y su contenido es del gusto de los niños.

El dictado,  por tanto,  debe de ser seleccionado cuidadosamente y responder a los objetivos que se persiguen. El texto a dictar, debe de contener palabras que son objeto de aprendizaje para los alumnos y de comprobación  para el profesor.

Conviene hacer una primera lectura previa, dictar a una velocidad adecuada para que los alumnos puedan tomar nota y repetir si hace falta alguna frase. Por último conviene hacer una nueva lectura para la verificación. Los alumnos después deben de revisarlo por su cuenta o con otros compañeros y finalmente tener la solución al ejercicio para aprender de los posibles errores y de su correción.

Los dictados son una fuente de beneficios para la enseñanza de la ortografía. Ésta presenta unas exigencias de percepción visual y auditiva así como de atención y de la reproducción en la memoria de su forma y significado.

Otras ventajas de los dictados es que coloca a todos los alumnos en la misma situación de concentración. Todos ellos saben que se les va a evaluar la ortografía, y así también es más fácil que presten interés en dicha actividad. Son además fáciles de realizar y permiten sacar estadísticas precisas del rendimiento de los alumnos. También permiten valorar aquellos aspectos ortográficos que más les cueste asimilar a los alumnos para así poder trabajar en ellos.

Además el texto elegido puede transmitir valores o incrementar el conocimiento sobre un aspecto de la vida que el niño puede aprender.

Fuente imagen por flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Contenidos relacionados

Ir arriba