Cómo aumentar tus posibilidades de éxito al pedir una beca

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Las becas representan la opción de lograr objetivos académicos y una alternativa para pagar la universidad. Proporcionan una financiación universitaria que no se tiene que devolver. Las becas están disponibles en una gran variedad de lugares y obedecen a diversas metodologías para otorgar los beneficios a los mejores estudiantes. 

Cómo aumentar tus posibilidades de éxito al pedir una beca

Hay que tener en cuenta los diferentes tipos de becas aprovechables. Hoy en día hay numerosas becas disponibles, así como numerosas solicitudes y aquí explican cómo rellenar la solicitud de beca para que puedas obtener la que deseas y se ajuste a tus aspiraciones académicas.

Solicitar la mejor

Solicitar la beca que mejor se adapte a las cualificaciones, habilidades, intereses y experiencia es lo mejor. Para eso hay que tomar un tiempo para considerar lo que se requiere antes de empezar a buscar becas: Cuáles son los intereses, la trayectoria profesional para el futuro, qué tipo de actividades extracurriculares se quieren realizar, qué información personal (como los antecedentes, raza, identidad de género o características personales distintivas) puede ayudar a optar a determinadas becas, entre otras.

Comenzar la búsqueda

Hay que buscar las alternativas de becas de forma ordenada y sistemática. Internet es un recurso fantástico. Hay varios sitios web que recopilan opciones de becas para encontrar rápidamente las que convienen.

Se puede pedir asesoría a un orientador o consejero escolar sobre las becas existentes y disponibles. Es conveniente incluir gente de la propia red. Muchas empresas y organizaciones de la zona conceden becas que no están incluidas en ninguna base de datos.

Averiguar con conocidos

Buscar la beca correcta requiere organización. Adoptar un enfoque sistemático para las solicitudes de becas puede ayudar a mantener el camino y a tiempo. Para tener éxito buscando una beca se pueden seguir estos consejos:

  • Dedicar tiempo a eso cada semana.
  • Programar una tarde de un día determinado para cumplir la labor.
  • Elegir horarios para cada acción.
  • Mantener con rigurosidad una rutina.
  • Hacer una carpeta llamada BECA para todos los materiales e información sobre estas.
  • Muchas solicitudes exigen pruebas de apoyo, como el expediente académico más reciente, el currículum vitae, las cartas de recomendación o una solicitud FAFSA cumplimentada.
  • No hay que buscar estos documentos cada vez que prepares una solicitud hay que tenerlos cerca para tales fines.
  • Hacer una hoja de cálculo con los plazos de solicitud.
  • Llevar un registro de los detalles esenciales de cada solicitud, como la fecha límite de presentación, el importe de la beca, los requisitos previos y cuándo se sabrá si se ha conseguido.
  • Tomar el tiempo necesario para rellenar cada formulario.
  • Seguir con atención los parámetros de las solicitudes para aumentar las posibilidades.
  • No apresurar a responder a las preguntas, sino que se responde de forma minuciosa y pausada.
  • Una vez completada la solicitud, se tiene que revisar atentamente o dos o tres veces la ortografía y la gramática.
  • No se debe pasar por alto las alternativas que necesitan una redacción de ensayos o textos o que pagan una cantidad menor. Claro que escribir una redacción lleva más tiempo, pero ¿No merecerá la pena si se gana la beca?
  • Incorporar la redacción de ensayos a la rutina semanal.
  • Sólo se puede conseguir una cantidad limitada de becas si se constriñen a las posibilidades que no exigen una redacción.
  • Lo mismo ocurre con las becas más pequeñas: ¿Por qué no aprovecharlas? Si se consiguen varias becas más pequeñas, se puede acabar con una suma de dinero considerable.
  • Revisar y actualizar los perfiles en todas las redes sociales o plataformas que pueden llevar a una beca cuando sea necesario. Los miembros del comité de becas pueden acceder a los perfiles en las redes sociales en función del procedimiento de revisión de la beca.
  • Hay que asegurar que quien revisa las solicitudes queden impresionados por la profesionalidad y sinceridad.
  • Rellenar todas las solicitudes que se pueda. Ampliar la red de contactos es la mejor manera de aumentar las posibilidades de recibir una beca.
  • Nada debería impedir solicitar una beca si se cumplen los requisitos.
Por:
Etiquetas:
Categorías: Becas


0 Comentarios Enviar un comentario