Beneficios de las artes marciales para la educación

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La práctica de las artes marciales resulta muy productiva para los niños ya que aprenden cosas interesantes como la defensa personal y además les aporta muchos beneficios en su educación. La confianza en si mismo, la disciplina y un aumento de la concentración son algunas de los aspectos que se trabajan en las artes marciales.

Beneficios de las artes marciales para la educación

¿Qué aportan las artes marciales a los niños?

Las artes marciales son muy útiles ya que los niños aprenden nociones y aspectos claves en la defensa personal. Pero,  además,  su práctica aporta numerosos beneficios como son los siguientes:

-A nivel físico, mejora la coordinación psicomotriz y desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones. Los expertos en artes marciales se caracterizan por tener un cuerpo tonificado, flexible y físicamente sano. Hay que tener en cuenta que esta práctica desarrollan la fuerza, el equilibrio y la velocidad.

-Disciplina y autocontrol. A través de la práctica de las artes marciales, los niños aprenden a seguir unas normas y a ser disciplinados. Del mismo modo, enseña el respeto hacia las demás personas y educación.

Los golpes, los bloqueos, esquivas con elementos secundarios en la práctica ya que los niños, ante todo, deben de mostrar respeto y tratar a los otros estudiantes como a ellos mismos les gusta que les traten. A pesar de lo que algunos todavía puedan pensar las artes marciales no fomentan de ninguna forma la violencia, de hecho los instructores les inculcarán que la pelea es siempre el último recurso.

-Favorece el aumento de la concentración y la atención ya que los niños tienen que centrarse para desempeñar bien las artes marciales aprendiendo y ejecutando los diferentes movimientos.

-Se inculca en los niños el valor del respeto, pues es algo fundamental en las artes marciales, donde deben mostrarlo tanto a sus maestros como hacia sus compañeros.

-Confianza en uno mismo. El niño aprende a quererse más y, gracias al entrenamiento y al sistema de cinturones, aprende a tener confianza consigo mismo y a esforzarse por los objetivos que debe de alcanzar. La satisfacción de lograr un nuevo cinturón le ayuda a reforzar su autoestima y a creer más en él.

-Defensa personal. La capacidad de poder defenderse contra un agresor es un sentimiento poderoso que aporta seguridad a los más pequeños de la casa. Con el tiempo y la práctica de las artes marciales, tu hijo aprenderá a defenderse de forma efectiva.

En definitiva, es una buena idea incluir las artes marciales en la educación de los niños, pues se trata de una actividad que les aporta múltiples beneficios y además, por lo general, es algo que les encanta y que practicarán con entusiasmo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Colegios


0 Comentarios Enviar un comentario